Actitud positiva

Bueno, pues así es, hoy tengo una actitud positiva.

Me queda muy poco para terminar el contrato, y hasta creo que me va a dar pena (no sé qué digo, debo de estar loca ya por fin)… a lo mejor pena no, pero sí un poco de vértigo porque creo que voy a tardar un milenio en encontrar otro curre, y lo único que me saldrá será en la no-nombrable (Admon. Púb.), si es que me sale, porque llevo diciendo desde hace unas semanas en mi entorno laboral que no quiero volver a saber nada de la casa de putas consistorial (ERROR: se piensa, pero no se dice, nunca se dice) -no sé cómo poner un subrayado, iría en el NUNCA-.

En la academia, con las opos de Intervención, pues regular. Una mafia chupacuartos como no podía ser de otra manera, pero algo aprendo y conozco gente. El temario no es muy allá, aunque por lo menos es un temario y, con el tiempo que me queda hasta el examen, menos mal. Lo que tengo que hacer es ponerme a chapar un poco en serio  y hacer la maldita programación pero malditas las ganas, sobre todo de hacer la programación. Encima el tío que da esa parte me cae como una patada en el culo. Bien dada, además.

Entonces, ¿dónde está la actitud positiva? En que algo me hizo clic en la cabeza, o empieza  a hacerlo más bien. Estoy recuperando mi pasión por la literatura gracias a un club de lectura en gallego al que me apunté y que imparte Yolanda Castaño, una persona que yo creo que amas u odias y a la que yo por ahora no odio. Eso es buena señal :)

Me apetece inclusive abrirme un blog en el que empezar a publicar mis PoeMías, un proyecto abandonado años ha. Me va el rollete cultureta, qué le voy a hacer. De hecho me encantaría andar con esa gente que para otras personas son una pandilla de flipaos.

Entonces pues como que me siento bien, agarrada a algo. La putada es que van a  cambiar el club de hora y no voy a poder seguir yendo, la gran putada. Y sólo puedo ir a yoga un día  a la semana, con lo bien que me estaba sentando.

Y tengo 37’2 de fiebre, los viernes me sube, yo no entiendo nada, llevo así dos semanas. Me dijo la médico que si no se me pasaba me tenía que mandar al hospital.

Pero nada,  yo mantengo firme mi actitud positiva.

¿Quién dijo miedo?

(Estoy cagada)

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s