Fin de contrato

Acabé. Hoy 27 de marzo, sábado no laborable, finalizó mi relación contractual con el Ayuntamiento. Hasta me da pena, debo de estar loca.

Voy a echar en falta los cotilleos, las tiranías, los infortunios, las monótonas rutinas… Qué fácil nos acostumbramos a las monótonas rutinas, aunque sean perjudiciales para nosotros. Nos encanta sufrir, y a poder ser, todos los días a la misma hora.

Todavía no cobré, eso me jode. Vaya si no. Espero que el lunes se resuelva, de entrada es raro cobrar tan tarde en el ayuntamiento. Pero no le voy a dar más vueltas porque el lunes también tengo otra cita, no sólo con el cajero, sino también con el médico: voy a hacerme unas radiografías de las manos y de la espalda, que me duelen bastante. Ahora tengo un tumor y ya me pega el chungo. Moriría de un infarto antes que del tumor :P

Ya me estoy dejando llevar por paranoyas esquizofrénicas.

Ayer estuve de congreso de frikis antropológicos, quién fuera millonetis para dedicarse a la buena vida de pasear por el mundo y divagar sobre entelequias. Aunque para lo de exponer en público hay que echarle ovarios…. bueno, todo será practicar.

Había gente muy interesante, y ése de la universidad de León con pinta de bicho palo estirado con sex appeal, uuhhhh jajaja qué colgada estoy.

Me invitaron a comer en un restaurante pijis de Riazor, no sabía utilizar los cubiertos pero puse cara de “buenoooo esto lo hago yo todos los días”.

Definitivamente no quiero hacer la tesis. Paso. Me gustaría dar clase en la uni porque me mola el ambiente, pero no money, no way.

Una chavalita del grupo de investigación se va a Venezuela a trabajar al gobierno con Chávez de cara a las elecciones. Yo la animé y tal porque la pobre estaba de los nervios y ya tenía el billete, pero en el fondo pienso que menuda decisión tan alocada. Va a hacer algo de relaciones internacionales, ¡¡pero es una niña!! 24 años tendrá, o por ahí. Sin experiencia laboral previa. Buuuff a Venezuela con el Chávez. Miediitoooo…

Dice que allí curran alrededor de 12 horas. Burrocracia pura y dura… Me daría miedo currar en el ayuntamiento de aquí en período electoral, que se vuelven locos, no me quiero imaginar el ambiente que puede haber en Venezuela… En fin, mucha suerte para ella, que la primera experiencia laboral marca mucho. Más que el primer amor, muuucho más.

Hoy se cambia la hora. Nuevo ciclo, nueva vida. Objetivo en mente: examen de oposición en junio. En Semana Santa, mi penitencia será la programación didáctica, el domingo de la semana que viene tiene que estar terminada. TIENE QUE ESTAR TERMINADA.

Ea, cuánto chollo por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s