Montar un negocio

Me imagino que en algún momento de nuestras vidas, o en varios, a todos se nos ha pasado por la cabeza la idea de montar un negocio.
Anotamos datos, pensamos nombres comerciales, nos imaginamos al frente de nuestra propia empresa, haciendo algo que nos gusta y sin tener que soportar presiones de jefes y compañeros de trabajo.
Bueno, pues yo anduve en ese momento hasta hace unos días. Me apunté a un curso y todo para aprender a hacer un plan de negocio, empresa, marketing, financiación… Y menudo ostiazo me llevé al ponerme a valorar DE VERDAD la posibilidad de convertirme en empresaria:
NO SIRVO PARA ELLO.
Me pongo nerviosa sólo de pensarlo, me da agobio la idea de estar sujeta para siempre a esa idea supuestamente redentora que se puede acabar convirtiendo en mi cruz… Y eso que creo que podría ser rentable, pero no puedo, no tengo ese espíritu emprendedor de asunción de riesgos que creía tener.
Peor para mí, pero a lo mejor aún sale algo de todo esto… Por lo pronto, ya sé algo más de mi misma y del género humano en el que me encuadran: no es lo mismo ver el camino que ANDAR el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s