Sin noticias de Gurb

Ayer terminé de leer este magnífico libro de Eduardo Mendoza. Si de algo podemos presumir haciendo patria en este país es de deportistas y de escritores.

“Sin noticias de Gurb” se lee muy rápido tanto por el tono que emplea el autor como por la manera en que está escrito, en forma de diario de a bordo. Trata de dos extraterrestres que vienen a la Tierra para explorarla, concretamente aterrizan en Barcelona. Como pueden adoptar las formas corporales que deseen, Gurb se transforma nada más y nada menos que en Marta Sánchez (surrealista, ¿no?) y desaparece perdido por las calles barcelonesas. Quien cuenta la historia es su compañero y superior jerárquico del que no conocemos el nombre. Sí conoceremos su particular manera de ver el mundo, sobre todo el barcelonés, que se acaba conviertiendo en un lugar común que seguro que todos podemos identificar en nuestras respectivas ciudades.

Es una novela con chispa, con mucha chispa, durante la cual me he sorprendido riendo a carcajadas en un par de ocasiones. Además, la ironía y la sátira están presentes en cada comentario que el extraterrestre compañero de Gurb anota en su cuaderno de campo.

Se agradece muchísimo una lectura así. Es muy poco frecuente encontrar libros de humor auténticos, que nos sorprendan en la lectura escuchándonos reír. Quizá el clásico por excelencia y que más o menos todos conocemos es “Wilt”, de Tom Sharpe. Recuerdo que me lo pasé genial mientras lo leía, una sensación que me acompañó durante un tiempo. Es lo que tienen la lectura: que nos trastoca el universo interior y nos lo colorea según la obra. Por eso ando a la caza y captura de libros con buen humor, que me hagan pensar en positivo, que me ayuden a reírme un poco de todo como medicina para estos tiempos convulsos que vivimos.

Otro que también ha sido terapéutico fue “Doce de Babilonia”, de Forges, que creo que ha pasado bastante de puntillas entre los lectores y a mí, en cambio, me ha encantado. Lo acabo de encontrar a un precio increíble aquí. Lo volveré a leer pronto, seguro, sobre todo para ver si me causa la misma impresión que hace unos diez años, que fue cuando lo leí.

Volviendo a “Sin noticias de Gurb”, es una pena que no continúe por entregas. De verdad que, aunque es un final divertido y cerrado de acuerdo con la historia en general, promete para lanzar una saga sobre la vida de este dúo extraterrestre en misión exploradora. Ojalá me leyese Eduardo Mendoza para ver si se animaba a proseguir la historia :D

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s