Malditas cenas de Navidad

Vamos a hacer una cena en el trabajo y el hermano de una de mis compañeras tiene un bar, así que propuso que lo hiciéramos en el bar del hermano. Correcto. Dijimos que sí. 

Aunque la manera de proponerlo fue: “La hacemos en el bar de mi hermano”.

Nos pasó los menús que eran de 15, 18, 23 y más euros. Quedamos en que el de 15 estaría bien dados los tiempos que corren. Después pasamos al de 18 porque era más completo. 

Hoy nos enteramos de que el menú que finalmente eligió alguien, que no nos queda muy claro quién, pero suponemos que es la hermanísima, será el de 23 euros.

Y después no vamos a la huelga porque lo descuentan del sueldo. 

Como no nos pareció bien, ya que consideramos que es caro para nuestra maltrecha economía de interinos, eventuales y demás malpagados inestables, lo hicimos saber. Educadamente, que nos parece caro. Que hay que tener en cuenta la economía de todos y eso.

Sin embargo, tengo la extraña sensación de que esto va a traer cola. Es lo que pasa cuando se juntan los venenos y los quedabien, que los segundos obedecen pero tampoco queda claro, mientras los veneno actúan. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s