Educación Social

 

Estudié Educación Social sin vocación. Con 18 años, a mis 18 años por lo menos, mi única vocación era la fiesta nocturna. Sí que había algo latiendo en mi interior parecido a la vocación, pero fue casi en la treintena cuando lo dejé salir.

Y aún estoy en ello.

La Educación Social es una buena opción para los que no saben qué hacer de su vida y se autodefinen como ‘de letras’. También las personas desnortadas con inquietudes artísticas encuentran hueco en esta carrera. Sin embargo yo os recomiendo otra mejor:

MAGISTERIO

Siempre. Es una carrera polivalente, de hecho a casi todo lo que te puedas presentar con Educación Social podrás ir también con Magisterio. Eso sí: a la inversa no funciona. Los de Magisterio son muy proteccionistas con su titulación, cosa que no ocurre con la Educación Social. Los Colegios de Educadores son prácticamente inoperativos y están más pendientes de recaudar dinero por medio de las habilitaciones que de asentar la profesión, por ejemplo, solicitando la creación de plazas en la Administración Pública.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s