Desintoxicándome

Después de estos meses empantanada haciéndole frente al trabajo basura del que me echaron el lunes con lenguaje neoliberal en medio de un restaurante pijo, ayer estuve todo el día EN LA BIBLIOTECA.

Qué gusto, por favor. Qué necesidad tan imperante de adquirir conocimiento.

No sé si podré volver a trabajar en unas condiciones tan precarias, estoy harta. Estoy en ese punto al que mucha gente llega de que ya ni quiero apuntarme en ofertas de empleo. Las sigo mirando pero tienen todas tal tufo a podrido que me quitan las ganas de trabajar en algo que no sea la administración.

Por si fuera poco, aún no cobré. Y cuando me dirijo al Inem a hacer la inscripción de rigor, me encuentro con que les ha explotado una cañería y está todo lleno de heces fecales. Así como os lo cuento. Que tienen que desinfectar, que se los come la mierda. Muy simbólico todo.

Me atendió el director, que fue quién me dio la buena nueva (yo vi revuelo y pensé que había manifestación o algo en sentido protesta, ilusa de mí). Aproveché para comentarle que me había echado por no superar el período de prueba, cosa que no era del todo cierta, y que si me perjudicaba de cara a las prestaciones  o yo qué sé. Me dijo que no, ya lo imaginaba, pero me lo confirmó y me quedé más tranquila. 

Lo fuerte fue lo que me dijo después. Algo tal que así: “Hoy en día si cobras ya te puedes dar por satisfecha”.

En el Inem. El director.

Algo parecido me pasó en la Seguridad Social, a dónde fui a comprobar que efectivamente me habían dado de baja y a sacar el certificado digital para gestionar por Internet. El funcionario me dijo que estaba todo en el aire, que cada viernes les llegaban instrucciones nuevas, que él ya no sabía nada y había optado por pasar de todo. 

Este Gobierno no solo nos quita el dinero: también nos hunde la moral.A los ciudadanos, a los funcionarios, a los obreros, a los autónomos, a los etc. Menos a los energúmenos como mis ex jefes, a esos les motiva. Y a Bárcenas y a Urdangarín y a los Pokemon. 

Ya estoy disertando. 

A lo que iba: que estoy en proceso de desintoxicación del embrutecimiento al que he estado sometida. Me noto torpe, lenta, con poco vocabulario, con incapacidad para hilvanar ideas de manera coherente. 

A entrenar. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s