Estancada

Ya hacía tiempo que no venía, pero aquí estoy otra vez. Esto es un indicativo de que algo no me va bien. Bueno, no me van bien muchas cosas. Casi diría que todas las importantes.

En cuanto AL DINERO, pues todo un desastre, como siempre. Termino este mes el subsidio de 387 euros que conseguí de una manera casi milagrosa porque me pusieron tres días a jornada de 7 horas en la empresa cacosa dedicada a la educación, que paga y contrata por horas. Y aún dudé porque me decía para mis adentros que como lo dejase no me iban a volver a llamar.

SOY IDIOTA. Para qué coño quiero trabajar en ese sitio y seguir en la carrera de ratas, llena de enchufados subvencionados a base de pelotazos en ayuntamientos. La propia jefa de servicio del inem me animó a coger la ayuda preguntándome: ¿cuánto te pagan en la empresa? ¿Cuánto cobrarías de subsidio?. Pues 100 euros más en el inem que trabajando. Esto ya no es precariedad, esto es esclavitud.

Así que ya agobiada porque no sé si tendré derecho a alguna ayuda más, y de trabajo es que ni siquiera para una entrevista de comercial me llaman. UN DESASTRE. Y tener que soportar las hipócritas caras de los enchufados diciéndome: “Uy, con tus estudios y en el paro, qué mala suerte”. HIJOS DE PUTA. Tengo tanta rabia, impotencia e incomprensión dentro de mí que creo que estoy potenciando mi Segundo Gran Problema:

LA SALUD.

Estoy fatal de la espalda, fatal. Casi inútil. He ido a fisio, descanso lo que puedo, tomo antiinflamatorios y no mejoro. O mejoro un poco, leo la prensa y me casco otra vez. O pienso en las decisiones antiestancamiento que tengo que tomar, y, ala, más jodida. Encima estoy en modo paranoico porque tengo tres hermana con enfermedades autoinmunes de las cuales dos son de carácter reumático. Sí, en la tómbola del cubo de la vida me tocaron todas las papeletas de mierda.

Es increíble que haya llegado hasta aquí. Y ayer me mandan unas fotos de yo de pequeñita y me entró tal llorera, pero tan grande, que aún se me ponen los ojos llorosos ahora al pensarlo. Pobre pequeñita. Nada ha servido de nada. Pobre niñita asalvajada sin amor porque sus padres estaban cansados, que ya eran mayores. Y después llegaron los nietos y esa niña pequeñita con una herida en la rodilla dejó de existir.

Me he puesto a buscar cómo se reflejan las emociones no resueltas en el cuerpo y he hallado esto sobre mis discos intervertebrales dañados:

L4 : Cuando la cuarta vértebra lumbar L4 se rebela, es frecuentemente porque tienes dificultad en transigir con la realidad de todos los días. Se debe observar que una vértebra L4 en mal estado puede conllevar dolores en la región del nervio ciático y de la próstata en el hombre.
L5 : la quinta vértebra lumbar L5 está afectada por celos, disgusto, frustración. Un mal estado de L5 puede ocasionar dolores en las piernas, desde las rodillas hasta los dedos de los pies.                S4, S5 : Todos los deseos tienen su origen en las vértebras sagradas cuarta y quinta del sacro. Si eres capaz de administrarlas bien, si tomas el tiempo de descansar y hacer las cosas que te gustan, S4 y S5 funcionarán bien. Un desequilibrio de este centro energético puede aparecer en las dolencias físicas siguientes: referente a los órganos genitales, puede haber infertilidad, frigidez o herpes; en cuanto a los riñones: cistitis, cálculos; en lo referente a la digestión y la eliminación: incontinencia, diarrea, estreñimiento, colitis, etc.

¿Hola? Me ha definido, entre otras cosas me cuesta aceptar el tercermundismo y deterioro que veo, estoy frustradísima a nivel laboral (probablemente por el mismo motivo ya que, como no acepto, no trago y ale, problemas), más que celos lo que tengo es una envidia insana de todos los que me rodean que dan sacado sus vidas adelante con una ayuda que yo ni tengo ni voy a tener, y todo junto me supone un enorme disgusto que me azapatea en cama y me quita la energía y las ganas de vivir.

Y por último, EL AMOR. Me siento abandonada por mi familia, por mi madre muerta, por mi padre que pasa de mí, por mis hermanas que lógicamente tienen sus vidas y sus hijos, pero siento que no le importo a nadie. Mi novio me quiere mucho y es una bellísima persona, pero no dejo de pensar que ha sido una mala influencia con respecto a decisiones que he tenido que tomar en el pasado. Y una mala influencia emocional, de eso no tengo duda, aunque hoy por hoy debería hacerle más caso y estar feliz con las pequeñas cosas que nos da el día a día. Los pequeños logros y eso, pero estoy metida en una nube tóxica y no veo nada positivo.

Resumiendo: yo misma me enveneno y me daño con mis pensamientos y actitudes ante la vida. Soy envidiosa, no acepto, me comparo con los demás continuamente, no dejo ir lo que me sobra, no soy capaz ni de distinguir qué es lo que me sobra. Vivo frustrada, machacada porque no dejo ir el pasado, ni mi identidad de los cojones que aún no sé ni cuál es.

Quiero jugar en un círculo al que no pertenezco, pero si no pertenezco a eso, ¿entonces a qué?

¿A dónde pertenezco? ¿Cuál es la tribu que está deseando abrazarme?

No hay respuesta al otro lado.

Mientras me pasa la vida, entre dolores, llantos y emociones negativas, y cuando me quiera dar cuenta ya será demasiado tarde.

Anuncios

3 comments

  1. Hola. Me gustaría contar contigo como redactora de artículos para nuestra red de blogs. Te puedo ofrecer una remuneración decente, por encima de la media del mercado, trabajar para una empresa solvente y un proyecto atractivo.

    No he encontrado en el blog otra forma de contactar contigo. En los datos tienes mi email, dime cómo podemos hablar y te comento las condiciones.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s